• Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 1 mes por Pere Ramirez.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #1680
    Pere Ramirez
    Superadministrador

    Almas grises de Philippe Claudel
    Almas grises me parece, ante todo, una novela muy bien escrita, absorbente y cautivadora en cada una de sus páginas… a pesar de desbordar tristeza.
    Entre el blanco y el negro – entre el bien y el mal – hay una sombría gama de grises: el del humo de los cañones, el de las grandes dudas no resueltas, el de los helados paisajes interiores de sus personajes.
    La preciosa prosa de Claudel, elaborada pero fluida, atrapa tanto o más que la propia trama, una trama sin duda inquietante.
    Claudel sitúa la acción en un pueblo de Francia separado de la Gran Guerra tan solo por una colina, al que los únicos que llegan son soldados heridos del campo de batalla o nuevos reclutas que buscan divertirse antes de ir a morir… un mundo desgarrado y sinsentido.
    Y en ese pueblo, una noche, en plena contienda a finales de 1917, aparece el cuerpo de una niña flotando en el canal.
    La búsqueda del autor del crimen – o a quien colgárselo aplicando cualquier bárbaro método-, y el extraño suicidio de una joven maestra -con un secreto que no descubrimos hasta el final- son las dos principales excusas argumentales de la novela.
    Pero realmente Almas grises es una historia íntima, narrada en primera persona, por alguien del que nunca sabremos el nombre, que nos la cuenta, veinte años después de sucedidos los hechos, envuelta en las nieblas grises de sus recuerdos y en sus muchas e irresolubles dudas.

    El retrato que el autor hace de los personajes, descarnado, muchas veces satírico, con pocos trazos pero muy certeros en los caracteres secundarios y de hondo calado en los principales, es de una maestría que a mí me dejó boquiabierto.
    Claudel con su prosa, que consigue ser escalofriante a veces, desciende a los pozos más sombríos del alma.
    Es quirúrgico con los sentimientos: la soledad, el sufrimiento, las carencias afectivas, el amor ausente o quizá no correspondido… y las pulsiones más crueles del ser humano. Estos son los verdaderos protagonistas.
    Desdicha y maldad en estado puro.
    Ninguno de los personajes es del todo inocente, todos son víctimas de un mundo que se descompone. Doloridas almas grises.

    Gracias Maite, preciosa elección. Seguimos comentando mañana en el debate. ¡Feliz San Jordi a todos!

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.