Home Page Foros Literatura UNA NOCHE CON SABRINA LOVE de Pedro Mairal Una noche con Sabrina Love

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #1294
    Pepe Ruiz
    Superadministrador

    Ya habéis leído mi propuesta y espero sinceramente no haber defraudado demasiado. De ser así por lo menos habrá sido breve.
    Si lo habéis leído no tiene demasiado sentido dar explicaciones de su contenido.
    Me reitero en que se trata de literatura latinoamericana, ausente hasta este momento en nuestras lecturas, de un autor con una escritura muy interesante (si os ha gustado se hace imprescindible la recomendación de su gran novela “La Uruguaya”),no difícil y con una temática curiosa. Un melodrama ácido con su toquecito de humor negro y neorrealismo latino.
    Dividida en dos partes y aquí cada uno valorará esa diferencia.
    Para mí, la primera, una road movie descarnada de este chico en busca de un sueño, de una quimera erótica, me pareció excelente.
    La segunda, su llegada a la capital y encuentro con el mito erótico/sexual que tantas masturbaciones le provocaron, me pareció interesante, con un gran final, pero un pelo más desequilibrada.
    En sentido literario estricto, me parece un autor con un dominio del lenguaje, vocabulario y ritmo más que notables. Lo seguiré sin duda.
    Sólo quiero apuntar que el argumento conlleva una carga importante. Trata el tema del consumo de pornografía por parte de la juventud y su plasmación en la realidad con mucho acierto. Después del primer “polvo” con la actriz se pregunta “¿Para eso tanto viaje? Lo único que verdaderamente le había gustado había sido verla abrirse la bata y soltarse el pelo. Todo lo demás le había parecido demasiado cerca, demasiado encima y pegado; él, que soñaba con ver en persona a Sabrina Love en las infinitas posturas voluptuosas que ella era capaz de adoptar, sólo le había visto el cuello y una oreja…” ( recuperad la página 117 que es un bisturí diseccionando la distancia entre la fantasía y la realidad)
    Tierno y duro documento describe, una página antes, a Daniel virgen “de mujer, pero no de gallina ni de oveja”. Este bestialismo yo lo viví (no lo legué a ver) como espectador involuntario en mi vida en la República Dominicana y al leerlo me fundió los plomos reviviendo aquel episodio.
    Como podéis comprobar, hablo con placer de esta novela corta que sin ser un premio Nobel (si bien ganó el prestigioso premio Clarín) ni falta que le hace, se deja querer y deja un poso de ternura y emoción perdurable.
    Muchísimas gracias por vuestra atención.
    Es un placer compartir estos momentos con todos vosotros y deseo fervientemente que la aventura continúe.

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.